viernes, mayo 25, 2007

Altos pensamientos







No es mi costumbre soñar, mejor dicho : no es común en mi recordar.
En un rincón de mi memoria , no obstante, quedó grabado el día que subí al cielo. No entendí el porqué, entonces y menos hoy en día.

...estaba muy cansado. Salí de parranda con los muchachos; casi deshecho llegue de regreso a casa, me tiré en la cama y...

Subía y subía... No se distinguía nada. El camino largo y vacío, cada tanto se abrían otros a sus costados. Continué en el principal. La luz fue en aumento. Comencé a escuchar una melodía desconocida; rara pero interesante.

De pronto una puerta cerrada, la traspasé. Había mucha gente, todos me saludaron. me dieron la bienvenida.
Al principio no me sentí cómodo, mas la amabilidad de los allí reunidos, su forma de hablar, de relacionarse, en forma lenta me ofrecieron la sensación de un placer ignorado.

El tiempo quizás no existía, el apuro no preocupaba a nadie de los presentes, todos estábamos a gusto, el bienestar era pleno.

Sentí un roce en la pierna: una niña me preguntó para qué vine, quería saber si estaba buscando a alguien.

No supe que contestar.



````````````````````````


@beto

DERECHOS RESERVADOS

3 comentarios:

  1. Qué buena esta narración!! me encantó. Un beso. Magda

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:33 a.m.

    Beto, tu personaje abre en un rincón de su memoria una puerta hacia lo desconocido, hacia un nuevo mundo que al llegar lo intriga y al mismo tiempo lo atrae. Un camino que ha transitado sin saber la razón, quizás debiera volver en sus recuerdos a esa salida que ha sido la causa de tal recorrido.
    En un segundo la vida cambia su trayecto, la muerte entra a escondidas llevándose los sueños y marchándose sin despedidas. La voz de los tiempos dibuja recuerdos perdidos, presentes que no se vivieron, ayeres que ya se fueron...

    Somos parte de esos recuerdos y de esos caminos que al mirar hacía atrás, nuestra voz sólo es silencio...

    Cariños.

    Cristina.

    ResponderEliminar
  3. °°presentes que no se vivieron...ayeres que ya se fueron...°°

    Lindo recibir tus comentarios, Cristinita,
    Un abrazote
    beto

    ResponderEliminar